Etiquetas

1984 (1) 1988 (1) 1991 (1) 2013 (1) 2014 (25) 2015 (8) 2016 (6) 2017 (84) 2018 (287) acrosticos (11) Álvaro (1) Chöka (2) colaboración (11) copla (3) diciembre (2) Haiku (6) hokku (1) japonesa (5) Jotabé (11) lipograma (5) lira (4) microcuentos (23) micropoema (11) Mondô (1) poesía (286) prosa-poética (4) relato (6) Senryu (8) soneto (5) tanka (4)

¿Que es Entre Palabras?

Este es un espacio donde poner en orden todas las palabras que se agolpan en mi cabeza, en forma de poemas, pensamientos, reflexiones... Soy Hortensia Márquez Chapa. ¡Bienvenido/a!

lunes, 22 de octubre de 2018

Con faldas y a lo loco (con Ángeles Torres)

Me he bebido siete vientos
y me he emborrachado,
escondo mis párpados
sobre cardos morados.

Se enloquece mi bastilla
con un rock imaginario,
dejando al descubierto
mis piernas desnudas,
y el cabello alborotado.

Subidas y bajadas
dentro de renglones 
torcidos,
sucumben por error
a la danza 
de pulmones amarillos.

He cubierto mis manos
con caricias de viento
que llegaron de roces
que creía haber perdido.

Me he prendido una estrella
en la blusa de lunares,
y he puesto siete vuelos
en la falda de la montaña blanca.
Engalanada la vida
comencé a caminar 
con la vista puesta 
en un horizonte de nácar y luz.

Me he bebido los vientos
con sus sueños y sus dudas,
una rosa en mi pelo
tiene la culpa,
me enseñó a volar 
el canto del pardito,
aprendí a soñar
sin tapujos
sin tabúes adquiridos.

Ahora veo el mundo
de frente o de lado,
sujetando mi cintura
con cintas color morado
haciendo cosquillas,
a un nuevo día.

Me he puesto cintas de colores
en la cintura de la tarde,
así podre bailar con el viento
y también con tus manos.

Y dándole un pellizco 
a los mofletes de la mañana,
le hago un guiño y me lavo la cara
con el rocío de la aurora.
Me pinto los labios de rojo amapola
y salgo al mundo 
con los zapatos de bailar hasta el amanecer.





@Ángeles_Torres_Torres y @horten67 colaboración en poémame

sábado, 20 de octubre de 2018

Una gota invisible, una mariposa negra

Derramo una gota invisible
en el paladar de la ausencia.
Saborea sin decir
y el momento se prolonga
en el espacio y el tiempo
como agónica hora sin fin.

Una mariposa negra 
aletea y revolotea sobre mi psique.
No soy más que el aire que vibra.
No soy más que el movimiento repetitivo.

Propongo y pospongo un amanecer en otoño.
Nada es más sutil que la caricia 
de un rayo de sol de un ocaso de octubre.
Sentada en un lecho de migas de pan
me adormezco esperando la aurora. 
En una mano un trazo limpio
y en la otra una caja de sueños.

Ya veo venir un cortejo de hormigas
si me quedo muy quieta,
seguro que me llevan.

Puede que ya no quede 
ningún clavel para este ojal
pero seguiré vistiendo de gala
todos los domingos que me regales.

No soy más que una gota invisible
en un mar de lágrimas sin sal.

viernes, 19 de octubre de 2018

Querubín primero (liras)

Pondré mano en tu piel
esperando darte calor, color.
Ser bálsamo de miel
la que sana el dolor
la que te cura, la que te da amor.

Yo soy tu ángel custodio,
quien te protege durante las noches
quien te libra del odio,
quien te limpia reproches
quien da luz, a tu luna pone broches.

Mi pequeño lucero
mi dulce fuego en este frío invierno
mi querubín primero
Me marché del averno, 
al llegar tú, dulce corazón tierno.


Liras encadenadas - 7a-11B-7a-7b-11B


jueves, 18 de octubre de 2018

De ti y de mí (Senryus encadenados)


Color de vida,
calor en la mirada.
Píntame en ti.

Mirar con mimo,
veré la luz de tu alma.
Vivir en mí.

Buscar nostalgia
para encontrar abrigo.
Fundir en uno.

martes, 16 de octubre de 2018

La esencia de la vida

Permíteme enseñarte el alma al descubierto,
verás que no tiene mucho peso ni valía.
Los envoltorios engalanan la imagen,
el pulido de las capas,
las líneas suaves,
el contorno bello…….
pero en el centro está la esencia viva.
Lo que cuenta,
lo que vale, 
lo que pesa su peso, no por su masa
si no por lo que abarca.

Permíteme mostrarte los acantilados
donde vengo a buscar las ráfagas de viento
que me limpian los ojos y airean los besos.
El abismo me regala un eco 
que yo atesoro en cada susurro gritado.

Permíteme enseñarte las calles angostas,
los caminos viejos, entre viejas casas y viejas puertas.
Llenitas de pasados, repletas de tiempos añejos
y desprovistas de tiempos venideros.
Me recreo en sus relatos guardados
entre las piedras y las maderas carcomidas.

La esencia de la vida está donde tú quieras buscar.


Hacer contacto, con tacto

Rompiendo en pedazos todos los momentos tersos
que la vida me fue proporcionando,
conseguí un sinfín de miniaturas dulces.

Sobrevivir a los arrebatos de desazón cardíaca,
y consumir los pocos latidos tenues.
con tacto aceptar el contacto 
que no siempre eriza la piel.

No soy más que un montón de recuerdos
que al contacto con el sistema nervioso
me produce una descarga de contradicciones.
Desgarros y ataduras.
Calor y frío.
Amor y miedo.
………………………………y viento gélido……………..
…………………………………….y luz que calienta……. y con tacto apago otros brillos…………………..

Paseo una mano por las olas de un mar sin barcos,
y descubro que llevan enredados en los bucles
marineros sin puerto y sirenas sin cola.

lunes, 15 de octubre de 2018

Realismo surrealista


Parchear los soles con agujeros 
cuando el cielo amaneció huérfano de brillo.
Trastabillar las palabras cuando 
no tenemos claro como decir las cosas.

Sécame el sudor frío,
los poros empezaron a llorar
y no encuentran consuelo.

No aparece en este Decamerón
la historia que un día te di de comer.

Búscame en la pupila de una nube blanca,
el arcoiris cubre la noche 
y ya van tres que no duermo.

Por los pasillos de nenúfares
voy saltando de uno a otro,
llegare algún día al final 
y sé que por fin lloverá pétalos azules .