Etiquetas

1984 (1) 1988 (1) 1991 (1) 2013 (1) 2014 (25) 2015 (8) 2016 (6) 2017 (84) 2018 (355) 2019 (162) 5palabras (10) acrosticos (11) Álvaro (1) Bussokusekika (1) Chöka (7) colaboración (14) copla (3) diciembre (2) Haibun (4) Haiku (19) hokku (28) japonesa (89) Jotabé (55) lipograma (5) lira (5) microcuentos (24) micropoema (17) mondö (2) Müki (13) poesía (382) prosa-poética (4) relato (15) sedoka (5) Senryu (34) somonka (2) soneto (5) tanka (15) tankaknat (8) verso-libre (29)

¿Que es Entre Palabras?

Este es un espacio donde poner en orden todas las palabras que se agolpan en mi cabeza, en forma de poemas, pensamientos, reflexiones... todo lo que aquí está escrito es de mi autoría, y si algo no lo es nombro al autor.
Haijin de poesía Japones, amante de la palabra en todas sus formas.
Soy Hortensia Márquez Chapa. ¡Bienvenido/a!

jueves, 28 de febrero de 2019

“Arena y luna de plata”


Haibun tradicional     


                                       
Entre dunas de polvo de oro, caliente y seco por el sofocante sol, sobreviven los pequeños oasis de una y mil noches de mágicos cuentos. Sherezade relata a la luz de una luna de plata, las aventuras, desventuras y demás historias de mil personajes sacados de un baúl, repleto de oníricas fábulas y narraciones más reales.
El sol se escondió tras los montículos más lejanos, y dejó paso a una luna con manto de estrellas, que refresca la arena y despierta las aventuras, donde los ojos no ven y la mente se pierde en los laberínticos pasillos de las mil y una noches.

                               Noche de cuento
                               en el verano tórrido.
                               Desierto de oro.



Un limón y medio limón... (@JanaRivera y @horten67)


(Como siempre, os invitamos a saltar y empaparos de vida, del jugo de la sonrisa, de la acidez que genera buen humor, porque siempre va edulcorada con la amistad. Como la que me une con nuestra querida Horten) Jana

Medio limón rueda por la escalera.
Sombras de pipas color de lima, entre el musgo y las yemas de huevo.

Tintinea botando de escalón a escalón, de abismo en abismo. El vuelo ácido del sol bajo una cáscara curva.

Diminutas gotas ácidas se desprenden de la carne amarilla y jugosa, saltando cual pulgas en un circo con trapecios y sin payasos.

Todas juntas, forman charquitos, donde microorganismos celebran fiestas de playa sin arena.

Salpican ojos alegres, sonrisas con azúcar, envuelven palabras con menta y amarula.

¡Ay, los limones!
Amarillos por dentro y del color del sol naciente en sus arrugadas fundas.

Cítricos constantes entre perros y gatos, entre tigres salvajes y monos de selva. Llevan chispa en sus poros, vida en las venas.

Explosivos cilindros deformes, de piel arrugada, cual sapos en un charca repleta de nenúfares.

Gajitos, acostados al borde de paellas en mañanas de domingo playero, en las comidas en casa de la abuela y junto a los pescados fritos.

¡Ay , los limoneros repletos de limones!

Regalos para la vista y el olfato. Pinturas vivas en los huertos y el campo. Brocha de amarillos sobre fondo de verdes.

Tracas de infarto, pólvora entre los dientes. Fundas de pulpas, pájaros de plumas silvestres.

Collares de escamas y mejillas al alba, duendes transparentes, abejas aladas.

¡Amarillo, que te quiero radiante!

¡Amarillo, que tiñes la lengua de flores sutiles!
¡Amarillo, corazón de vainilla y labios ardientes!

miércoles, 27 de febrero de 2019

Chöka (calles)


Por los caminos
ahítos de abstraídos
llenos de cuerpos,
vagan almas perdidas
dormidas ,tristes,
callejean sin rumbo.
Muñecos fofos
vacíos de alma y de ente
como los títeres
en teatro de vida.
Yo busco un punto
donde poder anclarme
y empezar a vivir.

martes, 26 de febrero de 2019

“Día de playa”


Haibun tradicional

Aún duerme la arena. Los primeros rayos del día siguen escondidos en el horizonte. El mar mantiene su sinuoso baile de olas, que como volantes  van y vienen mojando la arena, aún desierta de cuerpos. Las pequeñas dunas  de la arena, esconden restos de conchas y algún que otro envoltorio de caramelo. 
Los bañistas esperan en sus camas, a que el sol del verano inunde playas y calles, invitando entonces a darse un refrescante chapuzón en las aguas que siguen en su eterna danza. Mañana de playa, de agua, de arena y castillos. Algunos barcos, dibujados sobre un fondo azul, decoraran la vista de las transeúntes y bañistas.

                                Roce salado
        en la arena dormida.
        Verano cálido.



lunes, 25 de febrero de 2019

Pequeña, muy pequeña......diminuta



Viajo en el párpado de tus ojos
para no taparte la vista.
Para que me sientas
sin verme.
Para que me añores,
aun estando tan cerca.

Me duermo en el centro
de una molécula.
Pequeña soy,
pero siento en grande.

Sumergida en una lágrima
recorro un camino desconocido,
anodino y ajeno a mí.
Solo espero llegar al punto de destino.

Soy el roce del abrazo,
el resto de piel húmeda del beso,
el fragmento diminuto
que se quedó prendido
en la comisura de los labios
y el rincón olvidado del bolsillo.

Tanka (sentidos)


Taka (otoño)


Relatos Asociación Cinco palabras - Febrero 2019


ENCUENTRO , PAZ , LIBERTAD , VERDAD , HONRADEZ

Antes de….
Y si una mañana no me encuentro,
se me pierde la paz
entre llantos y miedo.
La libertad de sentirme viva,
es toda la verdad
que mi alma necesita.
Si no me veo,
no puedo verte.
Si no me siento,
no puedo sentirte.
No me puedo mentir,
me debo honradez a mí misma,
para ser honrada contigo.
 ***************************************

POPOCATÉPETL, OPERA, SOSTENIBILIDAD, ADMIRABLE, CREATIVIDAD

Me quedé parada, mirando a Popocatépetl, a la grandeza y la fuerza de la naturaleza. En la radio sonaba ópera, un aria preciosa. No sabría explicar cómo opera mi cabeza en algunas ocasiones, pero comencé a pensar en la sostenibilidad de las sociedades más pobres, en lo admirable del esfuerzo que cada día hacen. La creatividad forma parte de su día a día, de la necesidad de reinventarse para sobrevivir. En ese momento, comprendí la grandeza del ser humano.
 *******************************************

VOLUTAS, ARCE, CORDAL, NUEZ, QUINTAS

Sentado en su vieja mecedora,  Pedro se distraía mirando las volutas de humo que hacia su cigarro. Frente a él, el viejo arce seguía dando sombra al porche. Juan limpiaba con mimo el cordal de su violín, y Ana abría una nuez con una piedra. Miraba relajado  a su familia, a su terreno, aunque sabía que dos quitas partes de él tuvo que venderlas hace tiempo, aún le quedaba bastante. ¡Precioso día de comienzos del verano!
**********************************************

VINO, ANDAMIO, AGRICULTURA, SENSATEZ, TEXTURA

Hoy quise…
Y hoy quise saborear la vida,
como se bebe un buen vino,
a sorbos y paladeando.
Ver las cosas desde todos los puntos,
subirme a un andamio y otear el horizonte.
Sacar el jugo a la tierra
como se hace en agricultura,
sembrando “puedo” y cosechando “quiero”.
Y poner a todo una pizca de locura
y otra de sensatez.
Acariciar cada día una nueva textura,
buscando los matices.

Y hoy quise descubrir la vida con los ojos cerrados
y las puertas del alma abiertas de par en par.
**********************************************

DEPORTE, HALCÓN, DESTINO, CAFÉ, MÚSICA

Un día nuevo
Le gustaba madrugar y hacer un poco de deporte antes de ir a trabajar.  Se sentía ágil y libre, casi sentía que podía volar como un halcón. Desde que cambio por completo su vida, tenía la sensación de ser, al fin, la dueña de su destino. Dejar aparcadas viejas malas costumbres, era un gran comienzo. De vuelta en casa; una ducha, café, tostada y un poco de fruta completaban el desayuno, aderezado todo con  un poco de música clásica. Estaba lista para empezar. ¡Buenos días!

domingo, 24 de febrero de 2019

sábado, 23 de febrero de 2019

Ver con perspectiva (jotabém)



 El espacio aún vacío,
no hay luz, ni calor, ni estío.

Cruce de días añejos,
tristes noches sin reflejos,
salas vacías de espejos
y de miradas de lejos.

Todo veo en la distancia,
 clara es ahora la estancia.

Vivir es lo que yo ansío,
aún en los días viejos,
queda poso de fragancia.

“Amanecer otoñal”

Haibun tradicional

Los primeros rayos solares, filamentos dorados que acarician con cálida ternura la hierba escarchada, sacándola de su estado frío. La mañana de este recién estrenado otoño, nos regala una lluvia de hojas que va decorando aceras y parques. 

Los rincones que permanecieron oscuros y gélidos durante la noche, ahora son asaltados por destellos de luz, dejando ver pequeños animales que despiertan de su descanso en  busca de comida.
                               
       Sol del otoño
                               que templado despierta
                                acariciando
                            

viernes, 22 de febrero de 2019

Chöka

Se pierde el día
entre minutos rotos
y horas quebradas.
Busco un abrigo cálido
que me proteja
de la gélida noche
Levanto voz,
yo quiero que tú escuches
mi llanto mudo
cuando cae la tarde
solita y triste.
Y yo me perderé
si no me buscas más.

Tanka (campo)


miércoles, 20 de febrero de 2019

4 Hokku a las estaciones


Oníricos cuentos que cuentan los sueños


En los cristalinos ojos de una diosa de fuego
se quedó a vivir una burbuja de nieve.
Mirada de hielo con sonrisa de fuego.

Etéreos amaneceres rojos,
apenas perceptibles por manos gigantescas,
se van acumulando en el bolsillo de una vida.

Mariposas con alas de seda,
caracoles de concha de nácar,
flores de hojas aterciopeladas.
Entre las hojas de mis ojos los encuentras.

Personajes de cara azul y labios grises,
querubines con rizos negros
y margaritas deshojadas con polen morado.

Oníricos cuentos que cuentan los sueños,
que cuentan mis sueños,
que sueño que te cuento.

sábado, 16 de febrero de 2019

Poner un toque de color (Jotabé Oriental – Senryu)


Palabras blancas, para un día tan negro, que alegran mi alma.
Caricias  dulces, sonoras y tan suaves, todo está en calma.

Quietud al aire,  mañana que alimenta, canción que abraza.
Desde mi boca, yo te lanzo mil besos, tú sin coraza.
Dulce sonrisa, mirada que regala, luz de melaza.
Personas bellas, engalanando vidas, todo se enlaza.

Quietud hermosa, la vida es un regalo, camino amable.
Correr descalza, sentir en la piel vida, sentido afable.

Tristeza fuera, la alegría se posa, sobre mi palma.
Color le pongo, cuando viene en oscuro, dejo mi traza.
Cantar contado, que ya nadie se calle, que mi mundo hable.

viernes, 15 de febrero de 2019

Antes de que muera el alba



Se me corta el aliento
cuando los clavos se hunden
en las heridas abiertas.
Las punzadas en la boca del alma
me provocan nauseas mentales.
El dolor se convierte en ente
y forma parte de los comensales
que hoy tengo sentados a la mesa.

Y se va cayendo
la tarde tardía
cuando la luz se apaga
y la oscuridad se despliega y bate alas.

Cetrina carne dormida,
escondida entre paredes de cartón
y suelos de tierra baldía.
Le faltan horas solares para devolver el color
que un día luciera vivo y fresco.

Aguasal para las heridas,
hilo de tiempo para las costuras
y pétalos de rosa para el aroma muerto.

Correr para llegar a tiempo……antes de que muera el alba

Hokku

Otoño  🍁🍁


Cae la tarde
sobre la ciudad triste
luz otoñal.

*********

Brisa nocturna
que acaricias mi piel
gris hojarasca

************

Cae la lluvia
sobre los ventanales.
Húmedo otoño.

------------------------------------------------------

Invierno ☀☀☀


Sol que ni templa
esta lánguida tarde
en el invierno.

***************

Copos de nieve
que decoran el día,
calor de leña.
-------------------------------------------------

Primavera  🌼🌼🌼

Suave caricia
de destellos solares
en primavera.

*********************
En primavera
mariposas decoran,

melancolía  

*********************
Hermosas Prímulas
que perfuman la senda
en tardes mansas

*******************
En cielo azul
vuela la golondrina,
café y poemas

--------------------------------------------------------

Verano  🌅

En las verbenas  
bailan los lugareños.

Verano alegre.

********************
Los girasoles
rotan su tez cetrina

buscando sol.

********************
Caliente arena
mojada por las olas.

Playa en verano.

********************
En noches cálidas
un coro de chicharras
canta en el campo.

jueves, 14 de febrero de 2019

Bussokusekika

Plegarias pedido


Suelo fecundo
a ti pido en plegaria
que me des pan
que alimente mi fruto,
que no se muera de hambre,
madre tierra a ti imploro.

******************
A ti mi amado
pido un camino juntos
un mutuo apoyo
en el frío, calor,
el abrazo en los miedos,
el amor en las noches.


Plagarías agradecimiento 

Mil gracias madre
por el don de la vida,
por ser mi faro,
mi guía y mi guardiana.
Por ser luz que me alumbra
mi camino de sombras.

************************

Agua de vida
que recorres sinuosa
vas regalándote.
Agradecida vengo
por la sed que mitigas
y  los dones que otorgas.

miércoles, 13 de febrero de 2019

Mañanas con luz de luna



 Le concedo un minuto de gloria
a una noche repleta de simplezas.
Los segundos van perdiendo fuerza
y los días ganando la batalla.

Atardecer con olor a azahar,
mañana con luz de luna
y noches  repletas de rayitos de sol,
atesorados en un plato de esencias.
Gotas de mar en un charquito de rocío.

Y la vida se me hizo grande
con los trocitos de logros y
los pedazos de “así también me vale”.
Cada día es un suspiro nuevo
y un nuevo querer poder.

Solo me visto con lo que me gusta,
aunque la talla sea grande
o las costuras tengan remiendos.
Vestidos con alas de mariposa
y pamela de vuelo al viento.
Descalza, sintiendo la tierra,
 sintiendo la vida.

martes, 12 de febrero de 2019

Elvira


Juan se levantaba como cada mañana a las 7’30 h. Ya hacía muchos años que no era imprescindible madrugar,  pero uno se acostumbra a una rutina, y después ya forma parte de tu día a día. Se preparaba un tazón de café (descafeinado por prescripción médica) y leche desnatada (también por prescripción médica) y un par de tostadas del pan sobrante del día anterior. Le gustaba echarles un buen chorro de aceite de oliva y nada más. Hacía su cama y recogía lo poco que el mismo ensuciaba. La ventaja de vivir solo, se decía, es lo poco que uno ensucia.  Esperaba sentado frente  a la tele la llamada de su hija Isabel, y charlaban durante unos 5 minutos. Ella llamaba todos los días para saber que ambos estaban bien. 

[Desde que Elvira (su Elvira) estaba en el centro ingresada, su vida era monótona y aburrida. Añoraba las charlas, los paseos, la complicidad y hasta las discusiones por los pequeños detalles: que ver en la tele, que cenar, cuando salir……..
Uno nunca es consciente de la riqueza que tiene hasta el día que la pierde.]

Se sentaba frente al ordenador (algunas mañanas para charlar con su hijo Jorge que vivía en el extranjero y así les era más cómodo a ambos) para  leer el periódico y descubrir una vez más que las redes sociales vierten más veneno que verdad, pero reconocía que esto le mantenía conectado al mundo. Esperaba, como siempre a que dieran las 10 h., para irse a ver a Elvira (su Elvira).
Siempre le llevaba alguna de las pocas “chucherías” que le estaba permitido y aconsejado llevar. Se sentaba junto a ella y le hablaba de lo que había visto esa mañana en el periódico. De  lo que había hablado con sus hijos, siempre le mandaban millones de besos y abrazos para ella. Volvía a enseñarle las fotos de sus nietos, unas veces las miraba ausente pero otras las besaba con ternura. Le agarraba de la mano y le leía algún libro. Elvira (su Elvira) siempre fue una gran lectora. Amante de la literatura y de la poesía. Había sido profesora de Lengua y Literatura toda su vida.
Ella le miraba, como quien mira a un ser desconocido pero con cariño. Algunas veces (las menos) le reconocía y le abrazaba o le hacía una caricia. Otras le confundía con alguno de sus hijos y le regañaba por no haber recogido su cuarto….pero la mayoría de las veces no decía nada. Estaba ausente, pero con una permanente mirada melancólica.

A Elvira le diagnosticaron alzhéimer hacía ya bastantes años, y poco a poco Juan fue viendo como Elvira (su Elvira) se iba perdiendo en un mundo desconocido para él.

Una mañana una de las enfermeras le dijo a Juan lo que admiraba el cariño y la devoción con la que todos y cada uno de los días del año, sin faltar uno, iba a pasar el día con su mujer, a pesar de que ella la mayoría de las veces ni le reconocía. A lo que Juan le respondió.
-          
o           -   No es nada extraordinario, es algo muy normal, porque ella siempre será Elvira, MI ELVIRA.


domingo, 10 de febrero de 2019

De llantos y flores (Jotabé oriental – Senryu)


Solita vengo, con las manos en pena, con tristes ojos.
Sollozo mudo, quebrantos apagados, no tengo enojos.

Se partió en trozos la mañana sin roces, busco caricias.
Camino lento, sinuoso tramo amargo, ya no hay delicias.
Cuentos contados desde la pena negra, malas noticias.
Cambiar el rumbo dándole nuevo enfoque, por fin  inicias.

Poner abrigo cuando este frío aprieta, calor amable.
Callan las voces cuando el alma nos grita, déjale que hable.

Hoy me levanto con flores en las manos, claveles rojos.
Comienzo nuevo sin fisuras ni miedos, ya no hay malicias.
Mirada clara, sonrisa limpia y franca, semblante afable.

viernes, 8 de febrero de 2019

Juntos (Jotabé 5-7-5)


Muere la tarde, la luz solar se apaga, yo te reclamo,
entre las sombras, recorro con mi mano, gritando te amo.

Ausencia fría, búsqueda desgarrada,  no sé mirarte,
corro alocada, por espacios vacíos, quiero encontrarte,
oigo tu calma, que camina despacio, puedo soñarte,
veo tu aroma desplegando su vuelo, quiero besarte.

Suspiro blanco, cuando por fin nos vemos surge un abrazo,
nos enredamos, hay besos y caricias, nudo de lazo.

Tu mundo es mío, mi mundo siempre tuyo, yo grito y clamo,
guardo tu roce, te regalo mil besos, yo quiero amarte,
el tiempo gana cada nueva mañana, ya nada aplazo.

Tanka (Fuji)


La luz despierta
en la mágica cima 
del bello monte.
Fuji se alza en su cumbre
rozando el cielo azul.


jueves, 7 de febrero de 2019

(Tu nombre)



Entre paréntesis te nombro,
no quiero que las letras se escapen.
Pronuncio despacio,
en silencio,
sílaba a sílaba,
saboreado cada sonido.

En mi boca sabes a miel,
y en mi mente a fuego.
Almíbar de vida que alimenta.

Escucho cien luciérnagas parpadear,
al amparo de una noche oscura
en que espero una luz que no acaba de llegar.
Manta de cielo en los hombros
y pañuelo de estrellas en la cintura.
Vi tus pies descalzos,
paseando por un charco lunar.

En mis ojos visión onírica,
y la piel se eriza como tocada por brisa suave.
Sensaciones de los sentidos
que hacen vibrar.

Tanka


Rayos solares
inundan mi habitáculo,
calor en casa,
luz en toda la alcoba 
calienta mi alma fría.






miércoles, 6 de febrero de 2019

Un vacío repleto de vida


Olor a naftalina
en el bolsillo de los trastos olvidados.
Una silueta de marfil
en una cajetilla de cerillas usadas.
Pelusas en las esquinas.
Un botón ajado y un imperdible oxidado.
No queda nada que se pueda salvar.

Trocitos de tarde 
guardados en el aparador sin vitrina.
Unos rayos de sol tardío
se cuelan por las grietas de la madera seca.
Brota una margarita
en la tierra acumulada en la entrada,
solitaria y tenaz.
Haciéndose un hueco donde no tiene sentido.

Colores ocres donde hubo rojos y verdes.
Melancolía en las manos y cajón de sastre en los ojos.


(Retratos fugaces de un vacío repleto de vida).

domingo, 3 de febrero de 2019

Creciendo (Dos Jotabém)

I

Recuerdo el amanecer,
en que yo pude crecer.

El estómago encogido,
ese vuelo libre asido,
silencio del alarido,
y la luz en azul fluido.

Despierta por fin del sueño,
que creía ser mi dueño.

Vivir para así ofrecer,
todo el deseo sentido,
en mi mundo tan pequeño.

II

Y comienzo con un paso,
al camino doy repaso.

A tientas también se avanza,
buscando apoyo, sin lanza,
sintiendo los pies en danza,
y cuando tengo confianza.

Caminar sola no es bueno,
con amigo es más ameno.

Amistad, un bien escaso,
aunque se tiene por chanza,
tu mundo así está más pleno.

viernes, 1 de febrero de 2019

Pan y llanto para el hambre



 Pan y llanto para el hambre,
el alma grita triste desde su plato vacío.
La cuchara reivindica sopa caliente
para las entrañas frías.
Vaso vago y mediocre,
en bodegón sin lumbre ni vino.

Pase la vista por lo no visto,
y descubrí  la servilleta arrugada,
junto al tenedor sin dientes.

Parada se quedó la tarde
sobre las sombras que proyectan
las botellas vacías sobre el alféizar de la ventana.
La mediocridad se hizo fuerte
en cada rincón de este limbo de mugre.

Cierro puerta y abro ventana………
la luz de la mañana trae pan sin llanto,
y lumbre en caldero nuevo.